PSICOTERAPEUTAS ONLINE

Te ayudamos a solucionar tus problemas. Servicio de psicología online y telefónico.


TIMIDUS

Te ayudamos a conectar con gente introdivertida. Amistad y relaciones sociales.

Vídeos

Loading...

Psicólogos Barcelona (en España)

Psicologos especializados en Depresión - Barcelona

C/Europa 22, 2º 3ª 08028 Barcelona, ESPAÑA Tel. +34 93 430 1290

lunes, enero 22, 2007

Por qué hoy es el día más deprimente del año

Una fórmula matemática indica que el lunes de la última semana completa de enero es el que más afecta negativamente en el ánimo. En Europa lanzan campañas para paliar las consecuencias.
El doctor Cliff Arnall de la Universidad de Cardiff viene realizando estudios matemáticos para demostrar que el lunes de la última semana completa de enero es especialmente gris. El Dr. Arnall ha creado una fórmula que tiene en cuenta numerosos estados emocionales que conducen a la persona a su punto energético más bajo. Su modelo matemáticamente expresado es:

{W + (D-d)} x TQ
_______________
M x NA

Tiene 6 factores identificables: (W) weather=Climatología/Tiempo metereológico, (D) debt=Nivel de endeudamiento económico, (d) monthly salary=Ingresos monetarios, (T) time since Christmas=Días trascurridos desde la navidad, (Q) time since failed quit attempt=Periodo de tiempo trascurrido desde la última crisis, (M) low motivational levels=nivel de motivación, and (NA) the need to take action=obligación de tomar medidas.
El resultado señala la necesidad de prevenirse ante la depresión más grande del año.
La organización Los Samaritanos conformada por voluntarios entrenados en el arte de escuchar a personas depresivas ha lanzado una campaña de asistencia. "¡Vence al Lunes Depresivo!'" afirman más de 17.000 voluntarios, que reciben en esta época más llamadas y correos solicitando ayuda que en ninguna otra fecha del calendario.
Las recomendaciones de los Samaritanos contra la depresión se resumen en los siguientes postulados: Intenta hacer cosas diferentes. Haz deporte. Ponte en contacto con amigos. Intenta relajarte. Sé amable con los desconocidos. Mímate. Planea cosas nuevas para el futuro. Organiza tus pensamientos.

domingo, enero 21, 2007

Causas de la depresión

Factores genéticos
Existe un mayor riesgo de padecer de depresión clínica cuando hay una historia familiar de la enfermedad, lo que indica que se puede haber heredado una predisposición biológica. Este riesgo es algo mayor para las personas con trastorno bipolar. Sin embargo, no todas las personas que tienen una historia familiar tendrán la enfermedad. Además, la depresión grave también puede ocurrir en personas que no tienen ninguna historia familiar de la enfermedad. Esto sugiere que hay factores adicionales que pueden causar la depresión, ya sean factores bioquímicos o ambientales que producen estrés y otros factores psicosociales.
Factores bioquímicos
Se ha demostrado que la bioquímica del cerebro juega un papel significativo en los trastornos depresivos. Se sabe, por ejemplo, que las personas con depresión grave típicamente tienen desequilibrios de ciertas substancias químicas en el cerebro, conocidas como neurotransmisores. Además, los patrones de sueño, que se ven afectados por la bioquímica del organismo, son generalmente diferentes en las personas que tienen trastornos depresivos. La depresión puede ser inducida o aliviada con ciertos medicamentos, y algunas hormonas pueden alterar los estados de ánimo. Lo que aún no se sabe es si el "desequilibrio bioquímico" de la depresión tienen un origen genético o es producido por estrés, por un trauma o por una enfermedad física u otra condición ambiental.
El ambiente y otros factores de estrés
Los siguientes se han definido como factores que contribuyen a la depresión: la pérdida de un ser querido, problemas en una relación, problemas económicos o un cambio significativo en la vida. A veces el comienzo de la depresión ha sido asociado con el de una enfermedad física aguda o crónica. Además, aproximadamente una tercera parte de las personas con cualquier tipo de trastorno depresivo también exhiben de alguna manera un trastorno de alcoholismo o fármacodependencia.
Otros factores psicológicos y sociales
Las personas con ciertas características tales como pesimismo, baja autoestima, sensación de falta de control sobre las circunstancias de la vida y tendencia a la preocupación excesiva son más propensas a padecer de depresión. Estos atributos pueden resaltar el efecto de las situaciones de estrés o interferir con la capacidad de enfrentarlas o reponerse de las mismas. La crianza y las expectativas relacionadas con el sexo femenino pueden contribuir al desarrollo de estos rasgos. Aparentemente, los patrones de pensamiento negativo típicamente se establecen en la niñez o adolescencia. Algunos expertos han sugerido que la crianza tradicional de las niñas puede fomentar estos rasgos y posiblemente sea un factor determinante en la alta incidencia de depresión en la mujer.
El riesgo de sufrir depresión es mayor para la mujer que para el hombre
El número de mujeres que sufren de depresión grave y distimia es el doble que el de los hombres. Esta proporción de dos a uno no depende de factores raciales o culturales ni de la situación económica. La misma proporción existe en otros países del mundo. El mismo número de hombres y mujeres padece de trastorno bipolar (maniaco-depresión), pero las mujeres típicamente tienen más episodios depresivos y menos episodios de manía. Asimismo, un número mayor de mujeres padece de una variedad de ciclos rápidos del trastorno bipolar, que puede ser más resistente al tratamiento estándar. Se sospecha que una variedad de factores únicos en la vida de la mujer juegan un papel muy importante en la depresión. La investigación hoy en día se concentra en entender estos factores, que incluyen: factores reproductivos, hormonales, genéticos o biológicos; el maltrato y la opresión; factores interpersonales; y ciertas características psicológicas y de personalidad. Aun así, las causas específicas de la depresión en la mujer no son claras, ya que muchas mujeres que han sido expuestas a estos factores no sufren de depresión. Lo que sí está claro es que independientemente de los factores que contribuyen a la misma, la depresión es una enfermedad para la cual disponemos de varios tratamientos eficaces.

jueves, enero 18, 2007

El dolor de cabeza crónico, ligado a la depresión

El dolor de cabeza crónico podría ser un indicador de depresión. Ésta es la hipótesis principal de un estudio realizado por profesionales del Centro de Ciencias de la Universidad de Toledo en Ohio, Estados Unidos.
De acuerdo con la investigación cuyas conclusiones forman parte de la reciente edición de la publicación Neurology journal perteneciente a la Academia Americana de Neurología (AAN, según sus siglas en inglés), cuando la migraña está acompañada de otros síntomas tanto físicos como psíquicos y somáticos, estaríamos frente al comienzo de un cuadro depresivo de alta incidencia en las mujeres, universo analizado en el relevamiento. “La asociación entre los dolores de cabeza crónicos y la depresión es bastante frecuente en la literatura médica debido principalmente a que un gran número de estudios ha mostrado, a lo largo de los años, que hay un relación. Sin embargo, la particularidad de nuestro enfoque es que incluimos en el abordaje los síntomas somáticos que habían sido estudiados nada más que en pequeños estudios”, destacó la doctora Gretchen Tietjen, líder de la investigación que fue realizada entre junio de 2003 y diciembre de 2004 y de la que participaron más de mil mujeres.
Por su parte, el doctor Alejandro Andersson, médico neurólogo, director del Instituto de Neurología de Buenos Aires (INBA) indicó a Pro-Salud News: “La asociación entre los dolores de cabeza y la depresión es un punto muy estudiado dentro de la especialidad neurológica, y es sabido que las personas que tienen jaqueca con mucha frecuencia, por ejemplo tres veces por semana, en cierto sentido viven con esto y por lo tanto, es bastante probable que tengan más posibilidades de padecer depresión, en comparación con aquellas que no tienen dolor de cabeza o lo sufren en forma esporádica. Esto es una realidad que no se discute, sobre todo luego de este estudio porque el grupo analizado es significativo”.
Entre las más de mil mujeres que participaron de la muestra, 593 manifestaron tener jaquecas, mientras que 439 sufrían de dolor crónico. “De estas cifras se desprende que el dolor de cabeza crónico y los síntomas somáticos se combinan para incrementar el riesgo de sufrir un cuadro depresivo, mientras que individualmente, el dolor de cabeza no tiene mucho que ver con el aumento de la posibilidad de desarrollarlo”, enfatizó la doctora Tietjen. Las mujeres que tenían dolores de cabeza crónicos tenían cuatro veces más probabilidades de informar sobre síntomas de depresión mayor que las que tenían dolores de cabeza episódicos. Entre los principales se destacan la falta de energía, los problemas para dormir, las náuseas, los mareos, y los dolores de estómago, de espalda, en los brazos, las piernas y las articulaciones.
¿Causa o parte del problema?
Si bien el dolor de cabeza puede ser consecuencia de otras condiciones físicas y psíquicas, también es un factor a tener en cuenta a la hora de evaluar los síntomas que conforman el cuado depresivo en general. “Cuando uno se pone a pensar en que se basa la relación entre el dolor de cabeza persistente y la depresión, una de las primeras respuestas es que cuando hay dolores crónicos, se genera estrés y a la larga agotamiento de los neurotransmisores y cuando eso sucede, aumenta el riesgo de tener depresión. Por esa razón, es muy común que en épocas en que el dolor de cabeza disminuye, el estado anímico suele mejorar. Otra de las posibilidades es que el dolor de cabeza forme parte de una situación de depresión y que se produzca, puntualmente, por la dilatación de las arterias”, expresó el doctor Andersson. Finalmente, es posible que tanto el dolor de cabeza como la depresión obedezcan a causas genéticas. “Independientemente de qué cause la relación entre la migraña y la depresión, una enfermedad psiquiátrica como la depresión complica el abordaje del dolor de cabeza y puede conducir a peores resultados en su tratamiento”, asegura Tietjen.

domingo, enero 14, 2007

¿Cómo pueden los familiares y amigos ayudar a la persona deprimida?

Lo más importante que alguien puede hacer por la persona deprimida es ayudarle a que reciba el diagnóstico y tratamiento adecuados. Esto tal vez implique que tenga que aconsejar al paciente para que no deje el tratamiento antes de que los síntomas puedan empezar a aliviarse (varias semanas). Tal vez implique ayudarle a obtener un tratamiento diferente, si no se observa ninguna mejoría con el primer tratamiento. En ocasiones puede requerir que el familiar o amigo haga una cita y acompañe a la persona deprimida al médico.
A veces es necesario asegurarse que la persona deprimida esté tomando el medicamento. A la persona deprimida se le debe recordar que obedezca las órdenes médicas con respecto a beber bebidas alcohólicas mientras está medicado.
Otra cosa muy importante es dar apoyo emocional. Esto implica comprensión, paciencia, afecto y estímulo. Busque la forma de conversar con la persona deprimida y escucharla con atención. No minimice los sentimientos que el paciente expresa pero señale la realidad y ofrezca esperanza. No ignore comentarios o alusiones al suicidio. Informe al terapeuta si la persona deprimida hace comentarios sobre la muerte o el suicidio.
Invite a la persona deprimida a caminar, pasear, ir al cine y a otras actividades. Persista con delicadeza si su invitación es rechazada. Fomente la participación del paciente en actividades que antes le daban placer, como pasatiempos, deportes, actividades religiosas o culturales, pero no fuerce a la persona deprimida a hacer demasiadas cosas demasiado pronto. La persona deprimida necesita diversión y compañía, pero demasiadas exigencias pueden aumentar su sentimientos de fracaso.
No acuse a la persona deprimida de simular enfermedad o ser perezoso, ni espere que salga de esa situación de un día para el otro. Con tratamiento, la mayoría de las personas mejora. Tenga eso presente y continúe repitiéndole a la persona deprimida que con tiempo y ayuda va a sentirse mejor.

domingo, enero 07, 2007

Mujeres depresivas, más propensas a beber en exceso

Debido a que las mujeres sufren con más frecuencia períodos de depresión, beber en exceso les afecta más que a los hombres, según un estudio llevado a cabo por el Centro para la Adicción y la salud Mental de Canadá y la Universidad de Dakota del Norte.
El estudio se realizó en 6 mil hombres y 8 mil 500 mujeres quienes fueron entrevistados acerca de su consumo de alcohol y su historial de depresión. Luego se midió la ingesta de alcohol durante la semana anterior y el año pasado, incluyendo la frecuencia de bebida, cuánto se ingería cada vez, la máxima cantidad que se consumía en general y si hubo periodos de exceso de alcohol.
Asimismo, se midió la depresión y se determinó si la persona reunía los criterios para ser diagnosticada como clínicamente depresiva o si había experimentado sentimientos recientes de depresión. Y se encontró que la diferencia entre hombres y mujeres sólo fue observada en aquellos que sufren depresión clínica.
Los investigadores suponen que puede ser porque las mujeres que sufren depresión grave beben como una manera de escapar de sus problemas.
"Este patrón de asociaciones es más consistente con mujeres que usan el alcohol para contrarrestar la depresión, que con el consumo crónico de alcohol que hace que las mujeres se depriman", explicó a la BBC Sharon Wilsnack, profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Dakota del Norte.
Cabe mencionar que la publicación Alcoholism: Clinical and Experimental Research (Alcoholismo: Investigación y Experimentación Clínica), señaló que beber con moderación no parece incrementar el riesgo en ambos sexos.