PSICOTERAPEUTAS ONLINE

Te ayudamos a solucionar tus problemas. Servicio de psicología online y telefónico.


TIMIDUS

Te ayudamos a conectar con gente introdivertida. Amistad y relaciones sociales.

Vídeos

Loading...

Psicólogos Barcelona (en España)

Psicologos especializados en Depresión - Barcelona

C/Europa 22, 2º 3ª 08028 Barcelona, ESPAÑA Tel. +34 93 430 1290

miércoles, noviembre 21, 2007

Depresión, Medicación y Violencia

David Crespi dijo a la policía que sufría de constantes depresiones y estaba en uno de sus episodios más graves cuando cometió el terrible homicidio sobre dos miembros de su familia.
Pregunta. ¿Qué tomaba David Crespi cuando ocurrieron los hechos? Sus abogados dijeron que le habían diagnosticado un antidepresivo y un medicamento para ayudarle a conciliar el sueño. Las anteriores semanas estuvo tomando otros medicamentos para la depresión, ansiedad e insomnio, pero sus médicos le habían retirado esos últimos productos.
P. ¿Pudo haber una relación entre la medicación y el homicidio?
Sus abogados así lo afirmaron, en el sentido de que estaba recibiendo una medicación no adecuada a su enfermedad mental. Indicaron que Crespi fue diagnosticado poco tiempo después del desgraciado hecho de depresión psicótica y trastorno bipolar. Los abogados alegaron que la medicación que tomaba entonces no podía utilizarse únicamente para tratar estas enfermedades. Los abogados afirmaron que el antidepresivo dio a Crespi la suficiente energía para actuar en un momento de delirio causado por su trastorno mental. Ahora, está siendo tratado con un estabilizador de la conducta lo cual le ha permitido apreciar una considerable mejoría, dice Jim Cooney, uno de sus abogados.
P. ¿Pueden los antidepresivos provocar violencia?
La pregunta está en la calle en los últimos años y, a menudo, los abogados la utilizan para defender a sus clientes acusados de asesinato que han estado tomando antidepresivos. El tema no deja de ser controvertido.
La mayoría de expertos están de acuerdo en que es muy importante controlar a la persona depresiva con conducta suicida, en particular cuando inicia el tratamiento. Algunos argumentan que la medicación puede llevar a la violencia si se prescribe de una forma poco apropiada o ésta puede incrementarse debido a que el producto puede liberar energía para actuar negativamente sobre los pensamientos antes de que afloren los sentimientos de esperanza.
Pero millones de americanos toman antidepresivos y la violencia entre ellos no es usual. De acuerdo con el IMS Health, compañía consultiva y de información farmacéutica, los farmacéuticos de los EE.UU. rellenaron aproximadamente 189 recetas de antidepresivos el pasado año.
P. ¿Es adecuada esta combinación de antidepresivo y medicación para dormir?
Los doctores dicen que es una práctica estándar en parte porque el insomnio es un efecto secundario de los antidepresivos.
P. ¿Cuánto se conoce acerca del papel que ejerce la depresión en casos como el que nos ocupa?
La depresión es un factor común entre este tipo de luctuosos hechos. Un estudio Canadiense realizado en el año 2005 demostró que en 77 de los casos un tercio de sus agresores pasaban episodios psicóticos, lo cual significa que habían perdido por completo su sentido de la realidad. El estudio mostró también que el 60% de los homicidios terminaron en suicidio.
-- Fuentes: Dr. Ranga Krishnan, jefe de psiquiatría y Dr. John March, profesor de psiquiatría y jefe del departamento de psiquiatría infantil respectivamente en Duke University Medical Center;
Dr. Ervin Thompson, director médico de Carolinas Medical Center-Randolph Behavioral Health Services y Dr. Joseph Glenmullen, autor de "Prozac Backlash."
-- Recopilado por Melissa Manware y Karen Garloch
Via: The Charlotte Observer – Charlotte.com

En vistas a reducir los suicidios

El gobierno inglés desea reducir los suicidios un 20% en los próximos 10 años, salvando hasta aproximadamente 4.000 vidas en total, estimando que más de una persona muere cada dos horas en la Unión Europea por causa de suicidio.

Algunas profesiones, como médicos o farmacéuticos tienen un mayor riesgo debido a la facilidad con que pueden acceder a medicamentos que les permitan hacerlo.

Las enfermedades mentales en la actualidad representan para los países un elevado porcentaje de sus presupuestos por lo que las instituciones sanitarias deberían dedicar mucho más tiempo en investigar cómo ofrecer un mayor servicio y ayuda en este campo, así como identificar y tratar con los posibles factores desencadenantes como la exclusión social y el desempleo.

Se podrían adoptar una serie de medidas sobre salud mental que incluyesen, además de invertir más dinero para investigación, programas de salud mental conducidos por personajes conocidos en cada país dirigidos a la población en general o de prevención impartido por personajes del deporte hacia las escuelas.

Efectuar también un mayor seguimiento a todas aquellas personas en riesgo de cometer suicidio, facilitándoles apoyo y directrices para prevención y para conseguir una mejor calidad de vida.


Enfermedades mentales

Se estima que una de cada cuatro personas padece o padecerá a lo largo de su vida de una enfermedad mental.

Uno de los grupos con mayor riesgo es en la actualidad hombres jóvenes. Hoy en día es la segunda causa de muerte entre hombres de 15 a 24 años. Si bien es cierto que las mujeres tienen un alto porcentaje de intentos, son los hombres jóvenes quienes parecen conseguir sus propósitos.

Una de las más populares líneas telefónicas que ofrece sus servicios a los afectados de depresión, dice que está recibiendo un incremento de llamadas de personas que sufren problemas mentales graves y que se debería considerar esencial la inclusión de programas destinados a reducir los intentos de suicidio: “Debería reflejar la considerable variación entre los promedios de suicidio que existe entre los distintos grupos de población”.
Indican también:
“Ayudaría el hecho de que más personas se involucrasen en conseguir una mejoría de la salud pública y lograr así tener más éxitos. Es muy difícil leer noticias significativas en cuanto a salud mental”, dicen.“La mayoría depende de una acción puramente local”.
“Tomando como básicas las raíces de los problemas de salud mental son mucho más efectivas las medidas preventivas a largo plazo que los tratamientos basados en síntomas tradicionales”.
“Las estrategias de salud mental deben integrarse a otras políticas de exclusión social y ser suficientemente controladas, con programas de habilidades que incluyan bienestar emocional, mental y físico”.
Marjorie Wallace, de la Mental Health Charity SANE indica que los programas dirigidos al conocimiento de la salud mental al público en general están bien, pero no estaría de más poner en conocimiento del público los servicios de crisis existentes, ya que con ello tendrían una guía más palpable sobre dónde encontrar las primeras ayudas tan necesarias para ellos”, dice.